21 DÍAS DE ORACIÓN Y AYUNO

Invitamos a toda la iglesia y amigos a este tiempo de buscar en oración y ayuno consagrándonos en la frescura de la presencia de Dios. Desde el 5 y hasta el 25 de enero de 2017, estaremos desarrollando este programa junto a nuestra iglesia a nivel mundial y a otras iglesias que también lo desarrollan. Durante estos días llegamos juntos en unidad a orar y buscar en la presencia de Dios su amor, su guía, su fortaleza, su renovación, su restauración y mucho más. Todos los días estaremos reuniéndonos en el Templo desde 8:00 a 10:00 a.m. para orar, la oración seguirá en las casas, en las células al igual que el ayuno.

VALOR CENTRAL DE ENFOQUE:

ÁFRICA, ASIA, EUROPA/CEI/ORIENTE MEDIO

Jesús dijo: “Mi casa, casa de oración será llamada” (Mateo 21:13). Las Escrituras nos dicen que la iglesia primitiva “[perseveraba] en la oración” (Hechos 1:14; 2:42; 6:4). Es el deseo del Padre que toda iglesia hoy día tenga esta misma costumbre. Ser un pueblo que persevera en la oración requiere más que programas y buenas intenciones. Requiere una obediencia fiel e intencional de buscar de Dios diariamente. Esta semana le invitamos a unirse a nosotros cada día pidiéndole al Padre que convierta nuestras iglesias en “casas de oración”. Consagrémonos al tiempo de oración individual.

PUNTOS DE ORACION PARA LA RIMER SEMANA:

 Darle gracias a Dios por dar, guiar y responder nuestras oraciones (Mateo 7:7, 8). • Confesar cualquier falta de devoción personalmente o como congregación. Pedirle a Dios que ayude a su iglesia y líderes a persistir/perseverar en la oración (Colosenses 4:2; Hechos 1:14; 2:42; 6:4). • Pedirle a Dios que le ayude a su iglesia a orar según surjan necesidades, espontáneamente, y a orar por todo (Efesios 6:8). • Pedirle a Dios que le haga consciente de las necesidades de las personas en su iglesia y continuar orando por todos los miembros de su familia eclesial (Efesios 6:8). • Pedirle al Padre que le ayude a usted y a su iglesia a orar, así como Jesús nos alentó a orar —pidiendo, buscando y llamando constantemente (Mateo 7:7, 8). • Orar por el poder y la sabiduría para conocer las “obras mayores” que el Padre quiere que usted y su iglesia hagan por Él (Juan 14:12-14). • Pedirle al Padre que le ayude a ver más allá de sus necesidades personales, y enfocarse en las necesidades del reino (Juan 14:12-14). • Orar para que su iglesia ore fiel y poderosamente por su ciudad, comunidad, nación y líderes (1 Timoteo 2:1, 2). • Orar por su pastor y directores de ministerios (Romanos 15:30). • Orar para que el “deseo del corazón” de su iglesia sea orar por las almas perdidas. Orar también para que Dios le dé a su iglesia oportunidades prácticas para alcanzar a la comunidad ((Romanos 10:1; 1 Timoteo 2:1, 3, 4)